Beijing me ha absorbido

¡Buenos días familia!!!

Sé que ahora estaréis ya muchos de vacaciones, así que casi seguro que muchos leéis esta entrada a la vuelta del año nuevo. ¡Da lo mismo! igualmente os deseo unas muy felices fiestas y un año nuevo repleto de nuevas experiencias (todas buenas, eh?).

 Os voy a poner un poco al día de qué es de mi! hasta ahora, mi vida se puede resumir en: dormir (un poco), comer (rápido) y estudiar  (hasta el cansancio extremo) muchas horas! Pero finalmente los estudiantes de UIBE hemos acabado ya los exámenes y aunque no acabamos las clases hasta finales de esta semana que viene (sí! aquí tendré clase en Navidad), ya todo es cuesta abajo. En 4 meses estudiando Chino de forma intensiva me he puesto al nivel que en España hubiera alcanzado en casi 4 años. Así que el balance lo considero más que positivo, pero el aprendizaje ha sido tan y tan rápido (he acabado 4 libros de texto de forma completa), que ahora toca masticar todo lo aprendido. Y eso es lo más difícil, continuar con el estudio mientras no existe la obligación de asistir a clase.

IMG_20131219_173759

 A mi me gusta estudiar y aunque he tenido momentos de gran frustración con el idioma, finalmente el estudio diario ha dado  sus frutos. Por si os preguntáis, los exámenes han ido bien, pero eso poco importa a la hora de aprender un idioma, porque lo importante es poder usarlo y entenderlo.

 La vida en la Universidad es bastante fácil, tenemos todos los servicios a un golpe de mano y por eso, yo digo, que llevamos 4 meses jugando a las 4 esquinas, puesto que no estamos saliendo mucho más allá de los alrededores de la Universidad.

 Me sigue haciendo gracia que cada vez que vaya a la copistería la chica que me ayuda a imprimir, me toque el pelo con la punta del dedo, como si fuera algo venido del espacio. Dice que le gusta, porque aquí el pelo rizado es algo aun singular de ver.

 Oír a la Oreja de Van Gogh en la radio de la Universidad se te hace extraño, pero es un reflejo de lo que está pasando. Poco a poco el español va ganando puntos como un idioma a aprender (después de dominar el inglés).

Hace ya unos años que vine por primera vez a China y los niveles de contaminación se han elevado bastante. Los días que te levantas con esa neblina que nos da la polución, te entra un poco más la morriña de estar lejos de casa, pero aún así  todo se supera. M me ha contado que estas Navidades en España hacen un especial para los que vuelven por Navidad y además me ha añadido, que no va a verlo por si le entra la pena. Porque yo no vuelvo a casa por Navidad, físicamente hablando. Me quedo en tierras asiáticas hasta el inicio del próximo semestre. Pero yo me acuerdo mucho de vosotros, de los que estáis allí, sobretodo de la familia, de los que están conmigo cada día, de mi sobrino, que en mi ausencia ya ha aprendido a andar, y que me recuerda que el tiempo pasa…para todos!

 Yo espero que me guardéis un pedacito de jamón, del que guardáis para las visitas, para cuando vuelva. Tendréis trabajo para evitar que se enrancie hasta entonces, e incluso deberéis sucumbir a la tentación de no zampároslo.  Aunque si no puede ser, no pasa nada. Este mes me llego mi primer paquete desde España. Mi hermana y mi madre me han dado alguna sorpresita culinaria con el contenido del mismo. Así que tengo a España un poquito más cerca, con cada bocado, me traslado por segundos a Barcelona, con vosotros.

!Felices Fiestas! os echo de menos.