Archivo paraBlog - página 12

Día 8: on transit

Hoy toca cambiar de ciudad. Me muevo a Estrasburgo, la capital de la Alsacia.
Hago la maleta nada más levantarme y además consigo que quepa todo dignamente. Ni si quiera existen bultos extraños en la tela que señalen el estrés que recibe. Estoy contenta por ello.
A la hora de desayunar se nota que llega el fin de semana. Hay grupos de escolares y adolescentes por doquier. A mitad de desayuno se me une Jut la alemana a quien conocí hace dos días. Charlamos un rato y aprovechamos para despedirnos. No tiene sentido que esté haciendo tiempo en el hostal. Es pronto y el TGV sale pasadas las doce del mediodía, pero prefiero ir con tranquilidad hacía la Estación de Tren Este y no tener prisa en hacer los trasbordos en el metro.

Lee un poquito más→

Día 7: Au Revoir Paris

Hoy es mi ultimo día en París y parece que para celebrarlo tendré otro día de tregua en cuanto a la lluvia. Al igual que ayer, dedico mi día a ver aquellas cosas que había bautizado como menos importantes. Voy directamente a la Madeleine, una iglesia un tanto peculiar por el contraste entre su exterior en forma de templo romano con su interior en estilo barroco.

Lee un poquito más→

Día 6: El otro París

Ahora que ya he hecho (casi) todo lo que quería hacer.. me toca apartarme de la monumentalidad antigua de País.
La mañana ya apunta que hoy hará buen tiempo, así que quiero aprovechar para callejear por París por un lado e ir a la zona moderna, por el otro.
Después de un desayuno en el albergue, que mejoro notablemente con las viandas compradas en el super, y de una interesante charla con una profesora de idiomas, que queda tremendamente horrorizada por la decisión del gobierno español de seguir la reforma laboral Merkeliana, emprendo mi camino matutino, decidido empezar mi caminata por el Ponte Neuf y la orilla del Sena. El día que lo recorrí hacía un viento de narices y no lo pude disfrutar.

Lee un poquito más→

Día 5: ¡Qué le cor—ten la cabeza!

Hoy toca Versalles. Tengo muchas ganas de verlo, pero no sé por qué. Recuerdo que tenía un juego de ordenador que era sobre un ladrón que entraba en Versalles. Tú misión era entrar, robar las joyas y conseguir salir sin ser detectado. Era ya de…

Lee un poquito más→

Día 4: pensando en The Walking Dead

Hoy es lunes, hoy es lunes, hoy es lunes. El día parece haberse levantado claro. Como tenía pendiente la visita a Notre Dame y es un “must see”, he decidido hacerlo lo primero de lo primero. No os lo vais a creer, pero esta mañana…

Lee un poquito más→

Día 3: Día de Museo

¡Domingo! ayer miré el tiempo y hoy parece que es el día que va a llover más. Así que, aunque tenía pensado visitar monumentos de pie de calle, acabo sustituyéndolo por ¡una visita al Museo del Louvre! La verdad es que quería dejarla para el miércoles puesto que entonces el Museo abre sus puertas hasta las 21 h y quiero verlo con toda la calma que se merece.. Pero me he levantado pronto y el tiempo no acompaña para mucho más. Sé que hay que marcarse una hora de salida porque al final el empacho es brutal. Ojalá pudiera saborear en cada visita una sala del Museo, pero la visita a París dura sólo 1 semana y hay que ver muchas más cosas.

Lee un poquito más→

Dia 2: Mi Torre es más alta..no, ¡la mía más!

Hoy es viernes, y me he planificado ver el museo de Orsay, la torre Eiffel y Notre Dame. no quiero que me pille el fin de semana porque supongo que habrá mucha más gente.
Pero, espera!!! una alarma en mi móvil me ha avisado cuando ya estaba de camino “hoy no es viernes, Raquel. Es sábado!”. Me debato entre continuar con mis planes o cambiarlos, y al final me decido a intentar lo primero. Tampoco es muy tarde y cambiaré de parecer si veo que hay demasiada gente.
Aquí en París, los transbordos de línea te hacen pensar que has pagado el billete para usar los túneles subterráneos. Está claro que no están hechos para gente con discapacidades o con problemas de movilidad. Las escaleras son horribles y los trayectos se hacen largos. Así que he decidido evitarme un trasbordo y bajo en una parada que me obliga a cruzar las Tullerías hacía el Museo de Orsay. Es pronto y se hace un paseíto agradable aunque hace rasca!. Llego pronto al Museo y una cola de chequeo de maletas hace que todo vaya un poco más despacio. Aún así, no me toma más de 15 minutos entrar. La entrada al Museo son 9,50€ y si quieres entrar a la exhibición temporal creo que son 4 euros más. Yo el día anterior miré si me interesaba y era tanto mi interés, que no recuerdo ni de qué iba!!! dentro no dejan tomar fotos así que dejo en guardarropía la cámara y todos mis bártulos. Llevo el ordenador a cuestas puesto que mi caja de seguridad del hostal, aunque grande, no me permite dejar el portátil. Es un poco coñazo, así que agradezco dejarlo todo en consigna.
La visita del Museo entre obras de Van Gogh, Monet, Manet, Toulousse Lautrec, Boldini, Cross, Pissarro, Degas, alguna bien escondida de Klimt me entretienen durante al menos unas 4 horas.

Lee un poquito más→

Día 1: Atrenizaje en París

El primer día en París se acontece largo. En cuanto llego al Hostal he de dejar las cosas y salir. Ya que es el primer día y tengo poco o más bien nada preparado decido callejear a ver dónde me llevan mis pies. Desando la avenida principal por la que he llegado en metro y pronto acabo como quien no quiere la cosa en la plaza de la Bastilla. La plaza es un lugar simbólico de la Revolución francesa, puesto que está situada en el emplazamiento de la antigua fortaleza de la Bastilla que fue destruida entre el 14 de julio de 1789 y el 14 de julio de 1790. Si queréis saber cómo un elefante acabó convertido en un querubín..digo Genio de la Libertad, sus dejo el enlace de la wiki.

Lee un poquito más→

Dia 0: from Barcelona to Paris

Hoy no suena el despertador. Llevo horas despierta pensando en lo que me espera. Tooshy, mi gata, ajena a lo que va a pasar, se despereza a mi lado y reclama su dosis matutina de comida. Aunque en la cama se está calentita y no hay prisa por levantarse, Coco, el otro gato, ha oído ruido. De hecho, si levanto la cabeza del cojín puedo alcanzar a ver su silueta desdibujada en la oscuridad de mi dormitorio. Él también espera su parte.
Con semejante presión, decido no hacerme más de rogar y levantarme. Los dos gatos corren delante de mi hacía la cocina, como si eso fuera a acelerar mi paso. Mientras la máquina de café se pone en funcionamiento, sacio su gula animal y empiezo a prepararme el desayuno. Como si significara algo, hoy acabo la última rebanada de mi pan de desayuno y me tomo un desayuno que me sabe mejor que nunca.
La rutina diaria en los últimos días es mirar si ha salido la resolución de la beca que he solicitado. Sería fabuloso que hoy fuera el día, pero no, no hay noticias.
El tren sale cerca de las ocho de la noche de la Estación de Francia. Me queda mucho día por delante y lo maldigo. Prefiero levantarme y salir directa a la estación o aeropuerto, ni que sea para viajar aquí a la esquina. Las últimas horas de cualquier viaje son inservibles para mi y por tanto prefiero dormirlas.

Lee un poquito más→

UNIVERSITARIO EN CHINA. Así son los futuros líderes del país.

Si hay algo que puede marcar el futuro de un país, eso es la educación. El camino que han seguido las universidades chinas en los últimos años ha estado marcado por el acceso de cada más gente a la educación superior y por una búsqueda de la excelencia en unas pocas universidades.
Al mismo tiempo, los jóvenes urbanos chinos se han convertido en los protagonistas de Internet y de una sociedad en continua transformación. ¿Cómo se divierten estos jóvenes universitarios? ¿Cuáles son sus ideas políticas? ¿Cómo funcionan las universidades donde se están formando los futuros líderes el país?

Lee un poquito más→

Página 12 de 13 ← First ... 9 10 11 12 13