Día 11: y el lunes, Raquel descansó

Hoy es lunes..pero toca descansar.

Las primeras horas de la mañana las destino a hacer la maleta y moverme de alojamiento. Mañana cojo un tren a primerísima hora de la mañana y quería estar algo más cerca de la estación.

También he decidido darme el día al descanso. Llevo ya 11 días en los que mis pies no han parado y aún quedan muchos días de viaje.

Café

Durante la mañana hago de un McDonald’s mi improvisada oficina. Sirven un desayuno afrancesado más que aceptable, tienen wi-fi gratuíta y un lugar donde conectar el ordenador. Como yo, hay mucha gente trabajando.

Dedico bastante tiempo a mirar las noticias y ponerme al día de mis suscripciones (que no son pocas). Hace días que no he mirado si ha salido la resolución de la beca que pedí. Sin noticias.

Voy a comer al hotel. El bar de mi nueva casa se llama Transiberiano. !Vaya Ironía! aquí en Estrasburgo hacen la mayoría de menús para llevar. De hecho me sorprende que casi todo el mundo se lleva la comida bajo el brazo.

Descanso un rato poniéndome al día con Rick y Beckett, aunque por la tarde no puedo evitar salir a rondar otra vez la ciudad. Estoy cerca de la Petite France y camino entrando en librerías y otras tiendas.

Me recojo pronto puesto que mañana he de madrugar mucho, para atravesar casi toda Suiza. En dos días he de estar en Austria, así que más me vale descansar.