Archivo de etiquetas parafrancia

Día 10: Colmar

Hoy es Domingo de Ramos y tengo planificado viajar hasta Colmar. He leído que se trata de una ciudad bonita para visitar y como está a unos 30 minutos en tren he decidido pasar allí el día.

Lee un poquito más→

Día 9: Meet me in Estrasburgo

He dormido fenomenal así que en cuanto me levanto tengo unas ganas locas de explorar la ciudad.
El desayuno en el albergue no está nada mal. Mi estómago que es muy exigente por la mañana, da su visto bueno.
El buen día que tuve ayer me ha hecho caer en la novatada de quitarme capas de abrigo. Cuando ya he llegado al centro veo que que ha sido un gran error..espera..un gran error se escribe así: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GRAN ERROR!!!!!! Hace un frío helador. De hecho caen pequeñas gotas que son casi mini cubititos de hielo (así con dos diminutivos..muy chiquitititos). El cielo está muy gris, un gris de esos de nieve. Encuentro a faltar mi gorro, mis guantes y mis medias! ¡tan calientes que están todas mis prendas de fiesta en el albergue!

Lee un poquito más→

Día 6: El otro París

Ahora que ya he hecho (casi) todo lo que quería hacer.. me toca apartarme de la monumentalidad antigua de País.
La mañana ya apunta que hoy hará buen tiempo, así que quiero aprovechar para callejear por París por un lado e ir a la zona moderna, por el otro.
Después de un desayuno en el albergue, que mejoro notablemente con las viandas compradas en el super, y de una interesante charla con una profesora de idiomas, que queda tremendamente horrorizada por la decisión del gobierno español de seguir la reforma laboral Merkeliana, emprendo mi camino matutino, decidido empezar mi caminata por el Ponte Neuf y la orilla del Sena. El día que lo recorrí hacía un viento de narices y no lo pude disfrutar.

Lee un poquito más→

Día 5: ¡Qué le cor—ten la cabeza!

Hoy toca Versalles. Tengo muchas ganas de verlo, pero no sé por qué. Recuerdo que tenía un juego de ordenador que era sobre un ladrón que entraba en Versalles. Tú misión era entrar, robar las joyas y conseguir salir sin ser detectado. Era ya de…

Lee un poquito más→

Día 3: Día de Museo

¡Domingo! ayer miré el tiempo y hoy parece que es el día que va a llover más. Así que, aunque tenía pensado visitar monumentos de pie de calle, acabo sustituyéndolo por ¡una visita al Museo del Louvre! La verdad es que quería dejarla para el miércoles puesto que entonces el Museo abre sus puertas hasta las 21 h y quiero verlo con toda la calma que se merece.. Pero me he levantado pronto y el tiempo no acompaña para mucho más. Sé que hay que marcarse una hora de salida porque al final el empacho es brutal. Ojalá pudiera saborear en cada visita una sala del Museo, pero la visita a París dura sólo 1 semana y hay que ver muchas más cosas.

Lee un poquito más→

Dia 2: Mi Torre es más alta..no, ¡la mía más!

Hoy es viernes, y me he planificado ver el museo de Orsay, la torre Eiffel y Notre Dame. no quiero que me pille el fin de semana porque supongo que habrá mucha más gente.
Pero, espera!!! una alarma en mi móvil me ha avisado cuando ya estaba de camino “hoy no es viernes, Raquel. Es sábado!”. Me debato entre continuar con mis planes o cambiarlos, y al final me decido a intentar lo primero. Tampoco es muy tarde y cambiaré de parecer si veo que hay demasiada gente.
Aquí en París, los transbordos de línea te hacen pensar que has pagado el billete para usar los túneles subterráneos. Está claro que no están hechos para gente con discapacidades o con problemas de movilidad. Las escaleras son horribles y los trayectos se hacen largos. Así que he decidido evitarme un trasbordo y bajo en una parada que me obliga a cruzar las Tullerías hacía el Museo de Orsay. Es pronto y se hace un paseíto agradable aunque hace rasca!. Llego pronto al Museo y una cola de chequeo de maletas hace que todo vaya un poco más despacio. Aún así, no me toma más de 15 minutos entrar. La entrada al Museo son 9,50€ y si quieres entrar a la exhibición temporal creo que son 4 euros más. Yo el día anterior miré si me interesaba y era tanto mi interés, que no recuerdo ni de qué iba!!! dentro no dejan tomar fotos así que dejo en guardarropía la cámara y todos mis bártulos. Llevo el ordenador a cuestas puesto que mi caja de seguridad del hostal, aunque grande, no me permite dejar el portátil. Es un poco coñazo, así que agradezco dejarlo todo en consigna.
La visita del Museo entre obras de Van Gogh, Monet, Manet, Toulousse Lautrec, Boldini, Cross, Pissarro, Degas, alguna bien escondida de Klimt me entretienen durante al menos unas 4 horas.

Lee un poquito más→