Día 40: ¡La crisis de los 40 no existe para nosotras!

Hemos dormido de fábula en el barco. Volvemos a cambiar de horario, así que ya tuvimos la precaución de irnos a dormir con el horario Moscovita. Entramos a desayunar en la primera tongada. Es decir, entre los afortunados que consiguen tomar la primera comida del…

Lee un poquito más→